sábado, 23 de marzo de 2013

10 km Pedrajas de San Esteban (VA) - 23/03/2013, Fotos, Clas

José Ramón, Jorge, Angel Mª, José Mª, Pedro Pablo, Guillaume, Begoña (2ª P/Cat), Luis, Gonzalo, Juan F., Benja, Edu, Nieves, Rocío GR, Isaías, 
ENHORABUENA !!

3 comentarios:

  1. Pedrajas de San Esteban 2013. Crónica Solorunners
    Ya estamos en primavera. El día amaneció precioso con sol y buena temperatura. Por el vóley de las niñas me tocó levantarme a las 8,00 h y casi rezaba para que ese sol se mantuviera hasta después de la carrera, porque los del tiempo habían dado agua.
    No pude comer pronto y además en mi cabeza había un poco de resaca de los Cigales y pacharán que me tomé la noche del viernes después de ver desfilara a los legionarios con el Cristo de la Buena Muerte por el barrio de la Victoria, con la cabra incluída (chivito).
    Pese a ello como buen Solorunner salí con ilusión hacia la Villa piñonera. En nuestro Facebook los Solorunners Babys se habían puesto gallitos con los veteranos por los equipos de las leguas y ya estaba advertido alguno de New Generations que a lo mejor se comía las palabras o los piñones, todo con la deportividad que conlleva.
    Ya en la recta que enfila Mojados con el desvío de Alcazarén se veía una nube negra negra por las Tierras de Medina y que no auguraba nada bueno.
    Me gusta llegar con tiempo pero a Isaías más aun, así cuando llegué, ya estaba acreditado y pendiente de Erik. También Eduardo había madrugado porque dice que le gusta o que tiene que calentar mucho.
    Al llegar pronto uno puede aparcar el coche cerca de la salida para tener el vestuario particular a mano. Como Solorunner “veterano” en mi mochila había metido visera, guantes, cuello polar, etc. por si acaso, así como ropa para calentar y la equipación oficial con el dorsal puesto preparada para ponérsela 15 minutos antes de la carrera.
    No me gusta desgastarme (la energías hay que saber administrarlas) en el calentamiento y suelo hacer estiramientos, trote cochinero y como mucho una progresión, y por supuesto unas meaditas, que no faltan.
    Ya en el calentamiento encontré otra vez a Eduardo que junto a sus amiguetes, entre ellos Juan el nuevo Solorunners rodaban y luego les encontré estirando debajo de un pino. Buen ambiente, y ya comentaban que iban a ir el domingo a Piñel. Alguno decía que las carreras deberían ser cuando son fiestas en el pueblo así después de la carrera te quedas allí a la juerga. ¡Que juventud!
    También calentaban Gonzalo y Jorge y por supuesto el resto de fauna runners tanto los habituales, ya conocidos, como los esporádicos y autóctonos.
    Faltando una media hora para el inicio el chispeo se convirtió en lluvia que arreciaba y todos reculamos hacia zona de meta buscando refugio.
    Como viejo zorro ya había descubierto una guarida en la que protegerme hasta el momento de la salida. Era un portal de una casa deshabitada justo enfrente de la salida, ideal para rematar los estiramientos finales sin mojarse.

    ResponderEliminar
  2. Allí me vieron Benja y Guillaume y decidimos hacer la carrera juntos y marcar los tiempos que habíamos previsto ellos con sus supe-reloj. Afortunadamente la organización había señalado los km en el recorrido, cosa que yo, que todavía corro con un reloj de arena, agradecí. ¡ Ojalá sea la norma para todas las pruebas porque a mi me ayuda mucho!
    Jesús “speaker” anunció la salida y no quedó más remedio que ir bajo la lluvia a la salida. Eso sí con una última meadita, la del canguelo en el parque. Apretaditos en la salida vimos a Begoña y Luis, al que le faltó tiempo para soltarme la puyita “¿pero tú no eres un corredor de MM?” (advierto, lo mismo en la MM de Medina sorprendo a más de uno, jejeje). Juntitos como Solorunners enlatados saludamos a Angel María nuestro compañero de Fresno el Viejo. Rocí “Sonrío”, poco previsora dejando la visera en el coche, tenía las gafas llenas de gotas de agua. ¿cuándo inventarán parabrisas para las gafas?
    Sin más dilación arrancó la carrera y antes del km primero superamos a Nieves que se había posicionado delante para pillar foto, tal vez pagó o paga el salir fuerte. (hay que planificar la carrera). Si la organización estableciera premios familiares ese sería para Nieves, pues también corrió su Paco y luego en las de niños Gonzalo y el peque que no sé cómo se llama.
    En el ir y volver hacia la ermita nos cruzamos con la cabeza de carrera que comandaba Mayordomo y cerca ellos un José Ramón que ya se recupera. Mi grito de ánimo no le faltó. En esa ida nos adelantó Chema, amigo de Rocio “Escarcha” y creo que de todos, es más, ¿es nuevo Solorunners??. Creo que mi objetivo de mejora es aproximarme a él no tardando.
    El trio Guillaume, Benja y Kenia Viana hizo la primera vuelta juntos y en el tiempo previsto pese a que salimos un poco fuertes. Benja empezó a flaquear, tal vez porque su cabeza esté soñando con esa bici que quiere comprarse. Guillaume casi se estampana en una curva al subirse por la acera que estaba resbaladiza (¡se lo había advertido en la salida, porque ya había visto caerse a unos runner en el calentamiento!)
    Con Guillaume a mi lado fue un placer correr lo que pasa es que el tiempo era asqueroso. Tuvimos unos colegas chuparruedas durante varios kilómetros, muy graciosos, pero que no dieron ningún relevo aunque si nos preguntaron si queríamos agua. Cuando nos pasaron dos runners más ligeros los chuparruedas se marcharon con ellos sin dar las gracias.
    Ya quedaba poco y volvía Mayordomo destacado seguido por muchos del Racing (¿qué pasa que en ese equipo solo se pueden apuntar los buenos?)
    Volví a dar ánimos a José Ramón y yo A TOL DAR en teoría porque los dos últimos km se hicieron un poco largos, no obstante conseguí adelantar a uno del Racing que el pobre iba renqueante por algún tirón o similar. Pero le adelanté, es la única manera de superarles, de momento.

    ResponderEliminar
  3. Ya en meta y con el chirimiri o calabobos o calaSolorunners fuimos juntándonos todos y el cachondeo no faltó. Rocío “Sonrío” se sorprendió pues su tiempo fue mejor que en Laredo, con lo cual demuestra que su progresión es continua. Enhorabuena. Aproveché para estirar con ella y luego me fui a ver como ganaba fácil Erik en una carrera de solo 4 corredores (¿Dónde está el relevo generacional) y a Gonzalo el de Nieves, que en un sprint olímpico se alzó con el segundo puesto en su categoría. Los dos aunque llevaban camiseta del Racing llevan dentro sangre Solorunners.
    Ya había decidido marcharme cuando vi a la gente que venía con bocata en mano de panceta y entendí que esa era la mejor opción de acabar el periplo pedrajero. Esa decisión también la habían elegido Isaías, Rocío “Sonrío”, Eduardo y su amigo, nuevo Solorunner, Juan. Así que inmortalizamos el momento con una foto.
    Por allí apareció Paco de Trotapinares que volvió a manchar de sangre la camiseta con el roce de los pezones, tal y como le pasó en León. Vamos que terminó como un Ecce Homo.
    Creo que todos deseamos ya que la primavera se manifieste de otro modo.
    En ese ambiente de camaradería he prometido que en la prueba de la policía, que es dos días después de la MM de Medina, voy a hacer de liebre-guía de Rocío. Ya me he dado cuenta viendo a otros corredores que no siempre hay que ir A TOL DAR. Así que haré labor de amigo y luego recogeremos la camiseta y el vino como el año pasado, aunque quien sabe con la crisis si este año darán algo.
    No quiero olvidar a Justino y todo su equipo organizador de carreras por su esfuerzo más en tiempos de crisis. El agua y la naranja que tomé como “bolsa del corredor” fue suficiente , ya vendrán tiempos mejores. Esperemos que pronto.
    Bueno suficiente y sobresaliente con el bocata de panceta al estilo Pedrajas de San Esteban.
    Próxima crónica la Sanitas Marca, de la que Cáceres del Racing (pero de paisano) estaba otra vez dando propaganda al entrar en meta.

    ResponderEliminar