jueves, 12 de marzo de 2015

RETO TEIDE por nuestro compañero Víctor Sacrístán

Nuestro compañero Víctor se propuso un reto (además solidario) que consistía en la subida y bajada al techo de España, el Teide de 3718m. A continuación os dejamos su crónica y aprovechamos para darle nuestras felicitaciones.

RETO TEIDE 09/03/2015


Aquí empieza mi crónica de esta bendita locura, todo comenzó en el mes de Diciembre, yo tenía un vuelo cogido con anterioridad para ir a ver a mis amigos Iván Reh y Nano Om a Tenerife, como iba a tener tiempo libre, y me gusta experimentar con cosas nuevas en lugares diferentes, me puse a buscar carreras por las islas Canarias. Casualidades de la vida, ese mismo fin de semana que iba a estar en Tenerife, coincidía con la prestigosa Transgrancanaria, una opción que a decir verdad valoré bastante, pero que acabé descartando por su elevado precio de inscripción, coste de desplazamiento, alojamiento...además de perder ese fin de semana con mis amigos, asi que pronto se me vino a la cabeza una pequeña locura: subir el Teide.
En Nochebuena, quedamos en mi pueblo (Cogeces del Monte) Iván y yo para tomar las correspondientes copitas de Navidad, y le comento la idea de subir el Teide, me dice que si estoy loco, que la gente eso lo hace en dos días, entre risas, y la calentada de las copitas, no me dejo vacilar, y le digo que se apueste lo que quiera, que lo voy a conseguir, él me dice que si no lo consigo le tengo que pagar una noche de fiesta, y que si consigo el reto pues me la pagaría el a mi. Después de esta noche de copas y apuestas, se lo comento a Depa, para que me asesore un poco, y me comenta que por qué no lo hago desde el nivel del mar, que es lo bonito, le digo que si piensa que soy capaz, me dice que por supuesto, y...dicho hecho, a por la 0-4-0!
Comienzo a hacerme unos planning de entrenamiento por mi cuenta, basados en los entrenamientos de montaña del año pasado, y en Febrero, cuando Depa volviese del Aconcagua quedaríamos para planificar el mes de Febrero y lo poco de Marzo.
En este apartado de entrenamientos, tengo un saco de elogios para dos grandísimas personas y mejores amigos, que son David Calderón Ferrero yMiguel Romero , que en los más duros y largos entrenamientos que tenía, no dudaron en cambiar su planificación deportiva por acompañarme, gracias a ellos no he entrenado en estos meses ni un sólo día en solitario, ahí han estado animándome y acompañándome cuando más lo necesitaba, en entrenamientos en los que salía todo, y en otros en los que llegaba cansado y había que tirar de casta, gracias a ellos he llegado hasta donde he llegado...no se ni como agradecéroslo.
Pasamos el mes de Enero, y en Febrero preparamos el nuevo plan de entrenameinto entre Depa y yo, de los cuales eran especialmente duros los jueves, con un sin fin de kilómetros en cuestas.
El 26 de Febrero, fecha clave en este reto, me tocaba hacer 5 series de 1 kilómetro en cuesta, estaba cansado, las piernas no iban, pero ahí tenia al lado a David Calderón, que no me dejó solo ni un instante. Después de este duro entrenamiento y pensando en la cena benéfica del Proyecto Budapest organizada por chester, se me ocurrió una pequeña idea para colaborar en su proyecto. Mi idea inicial era buscar patrocinadores a los kilómetros que iba a hacer en el Teide, que serían 56, a un precio de partida de 1€ el kilómetro, con esta idea, si os soy sincero, esperaba sacar 56€, una pequeña ayuda, un empujoncito más para la investigación contra el cáncer.
Le comento a Chester la idea, y me da el “ok”, en la cena, pese a que el micro no es lo mío, consigo hacer llegar a la gente lo que va a consistir mi reto, cual es mi sorpresa que la gente responde de forma espectacular, y sin poderos dar la cifra exacta en la cena ya que se mezcló con el total de lo recaudado, si os aseguro que se consiguió más de esos 56€ que quería inicialmente.
Como vi que esto había funcionado bien, quise dar un pasito más...crear una tabla númerica de 56 números, publicarlo en facebook y dar la oportunidad a quien quisiera poder patrocinar el kilómetro que quisiera por el importe que desease. El resultado fué tal, que en menos de 8 horas fueron escogidos todos los kilómetros.
Durante esa tarde, y el día siguiente recibí mensajes de compañeros y amigos, diciéndome que contemplase la posibilidad de poderles dejar colaborar, que les parecía algo muy bonito, y yo...pues no me puedo negar, así que dimos total libertad de apoyos a la causa.
Seguimos con los entrenamientos y todo avanza con relativa normalidad, algunas semanas acusando muchísimo el cansancio, y según se aproximaba Marzo, los sóleos se me iban cargando cada vez más, llega dicho mes, y ya está todo el trabajo duro hecho, ahora solo queda hacer unos rodajes suaves y una buena sesión de descarga de la mano deQuirost Javier , que me dejó como nuevo y consiguió que llegase al día del reto con cero molestias musculares.
El 5 de Marzo es el día que viajo a Tenerife, allí me esperan mis grandes amigos, que hicieron de anfitriones de una manera espectacular, desviviéndose por enseñarme la isla y darme todo lo mejor, me enseñaron sitios espectaculares, me llevaron a restaurantes con comida típica de la isla de una alta calidad gastronómica, y encima Iván, el día antes del reto, me envía un sms en el que me dice que me desea suerte , y que siendo sinceros quería perder la apuesta asi que ánimo y a por el Teide...
Faby O. M. crack! tampoco me olvido de ti, muchas gracias por esos ratos de risas juntos, no cambies nunca (bueno lo de la puntualidad un poco si jeje) muchas gracias por todo tanto a tí como a tu madre, un abrazo y un beso de mi parte para ambos.
10 de Marzo paso la noche en el Médano, con David, Juanra y Sonia, mientras cenamos, comentamos como vamos, a que hora salimos, donde quedamos...Sonia y Juanra finalmente deciden subir desde cota 2300 hasta la cima y volver en teleférico, mi hermano y yo nos veríamos en el parking de montaña Blanca, y desde ahí ascenderíamos y descenderíamos juntos. Pactamos hora del despertador a las 4:30, dejamos todo preparado y a dormir!!
Entre pitos y flautas se nos va el tiempo, la idea era salir de la playa del Socorro a las 6:00 y finalmente salí de alli a las 6:45, la cuesta para salir de la playa ya impresiona, cuando la acabo, tengo que enlazar con la autovía, por el arcén y coger el primer camino que había a la izquierda, aquí me voy dando cuenta de lo que me espera...dureza hasta la cima!! Casi sin enterarme llego a Icod, ya estoy a una altura considerable, una vez salgo de Icod, cojo un desvío por el campo, en el cual hay montones de senderos, como voy con la ruta cargada en el gps me limito a seguir el recorrido. Después de unos cuantos kilómetros, llego al mirador del asomadero, en donde puedo contemplar un precioso contraste, a mi izquierda todas las vistas de lo ya subido, y a la derecha el Teide, las vistas de todo lo que me queda por subir...hago unas llamadas, unas fotos y arriba!
Antes de llegar a este punto sufrí una caída, en subida, pillé zona de piedras con barro y no quedó otra que hincar la rodilla, por suerte no me hice más que unos rasguños en la mano derecha.
Seguimos por una pista ya algo más ancha, pero donde hay que estar pendiente de los senderos a seguir, ya que no están señalizados y hay que fiarse del gps si o si.
Avanzando llego a la entrada del Parque Nacional, ya se ve al Teide mucho más cerca. Más adelante llegamos a la Fortaleza, una zona tipo desierto, y con unos cortados que recuerdan al Gran Cañón de Colorado (Salvando las distancias), aquí es una de las pocas zonas donde se puede correr mucho y bien.
Llego a 2300m de altitud, y veo que estoy al lado del parking de Montaña Blanca, llamo a mi hermano, no nos aclaramos bien donde estamos uno y otro y decidio seguir subiendo, después de un rato me encuentro con tres montañeros y me dicen que el único acceso para Montaña Blanca es por el otro sendero, llamo a mi hermano, y le digo que voy para allá, asi que a bajar, otros tantos km de bajada hasta que me cruzo con el que viene subiendo, y media vuelta, los dos para arriba. En unos 3km llegamos a la falda del Teide, ahora empieza la parte más técnica y donde se puede acusar el mal de altura debido a la altitud. Voy bastante tocado de piernas, especialmente de gemelos, asi que le digo a mi hermano que piano, y con calma.
El camino es un auténtico pedregal, recordándome a puro picos de Europa. Al refugio de Altavista (unos 3300m de altitud) llegamos con relativa facilidad, decidimos entrar y descansar un poco, comemos unas gominolas, frutos secos, bebemos algo y para arriba, que hay ganas de llegar.
A partir de aqui empiezo a notar que en cortas distancias acuso mucho el esfuerzo y se me disparan las pulsaciones, para que os hagáis una idea, antes subía más de 150m verticales sin tener que descansar, y al final no era capaz de pasar de los 50m...
Este recorrido lo bautizamos como la escalera de Mordor, para que os hagáis una idea de como puede ser.
Ya estamos en la parte donde acaba el teleférico y hay que pasar el control del parque, como ya habíamos solicitado el permiso correspondiente mucho tiempo atrás, pasamos sin problemas, nos encontramos con Juanra y con Sonia, ellos ya habían llegado arriba y ya estaban listos para bajar en el teleférico. Subimos esos 200 y pico metros de desnivel restantes, una vez cerca de la cima, ya se nota el olor a azufre, estamos en el cráter, disfrutamos del momento, ya está, estamos en el techo de España, vistas impresionantes y un tufazo a azufre considerable.


Después de un video y unas fotos, nos ponemos manos a la obra con la bajada, mi hermano me comenta que va tocado, que le duelen las rodillas, asi que le presto mis bastones, yo me noto bastante fresco y puedo ir sin ellos.
El ritmo de mi hermano es bastante inferior al que puedo llevar yo, el se da cuenta, y me dice que siga por mi cuenta yo solo, que tengo que acabar, pero esto no se trataba de competir ni de hacer marca, para eso están otras carreras, esto es un reto que hay que acabar, y donde el tiempo es lo de menos, después del detallazo que había tenido el conmigo de acompañarme en el tramo más duro de subida, no me parecía ético dejarle tirado cuando lo estaba pasando realmente mal.
Nos cruzamos con una chica trabajadora del parque, y la comentamos que queremos hacer un avituallamiento, que nos recomiende la mejor zona posible, quedamos en ir a El Portillo. Después de un rato bajando estamos de nuevo en el refugio, entramos, comemos algo, unos geles, agua y para abajo, a mi hermano le sienta bien la parada y es capaz de bajar un ritmo superior y así poco a poco nos plantamos en 2900m y dejamos atrás la zona más técnica y dura. Aquí decidimos ir cada uno por nuestra cuenta, ya es todo pista, zona bastante rápida y le quedan 3/4km hasta Montaña Blanca, donde le esperan Juanra y Sonia en el coche, de allí se irán a el Parking del Portillo, donde yo me dirijo. Nos damos un abrazo y continuamos cada uno a nuestro ritmo, a pocos metros nos cruzamos con un grupo de francesas que nos animaron como si fuese el tour de Francia. Bajo rapidisimo, con muy buen ritmo y geniales sensaciones, cosa que me sorprende para bien, después de unos 5 km llego al Parking, como algo de pasta, me cambio de calcetines, me echo crema, relleno agua, geles y barritas y marchando!
En este tramo pierdo casi 10km y justo cuando llego al desierto de la Fortaleza además de irse escondiendo el sol, me encuentro con la sorpresa de que el gps se queda sin bateria...se me hace un nudo en el estómago, se que voy a acabar de noche, pero lo que es peor, me toca ir por una zona sin señalizar y sin gps, toca avanzar a la heroica. Una vez salgo de la zona del Parque Nacional, me toca tirar de frontal, ya es de noche, sigo avanzando por pista, voy muy rápido, quiero correr de noche el mínimo tiempo posible, me desoriento, no recuerdo estar pasando por donde estoy yendo, me agobio, quiero llamar por teléfono y no tengo cobertura, cuando llego a una zona con una pizca de cobertura quienes no tienen cobertura son mi hermano y mi cuñada...esto es un desastre, no se donde estoy, se oyen ruidos por todas partes, de noche, solo en la montaña, esto es un drama, por un momento pierdo la compostura, me entra el nerviosismo y siento puro miedo, me imagino durmiendo en la montaña, incluso llamé a la policia a la desesperada (no me lo cogieron, y ahora a toro pasando pienso que menos mal) ya si llego a salir en los periódicos o simplemente ser noticia entre amigos y compañeros de club por quedarme tirado en la montaña...
Bajo, bajo y sigo bajando, encuentro un punto con cobertura y logro conectar con mi hermano, estoy desesperado, nervioso, no veo luces, estoy rodeado de árboles, lo único que oigo son animales y el mar...echo a llorar, llego a una bifurcación, me la juego a izquierdas y afortunadamente llego de nuevo al mirador el Asomadero, ¡qué alegria! ahí tengo dos opciones, ir por donde subí (hay bifurcaciones y estoy sin gps) o bajo hacia Realejo el Alto, hablo con mi hermano y elegimos esta última opción, y menudo tramo más tortuoso, fueron 4,5km de escaleras en forma de ese, de un lado para otro, tardé más de 40 min en bajarlas, me dejaron las piernas completamente reventadas...Llego al pueblo y de ahí a la playa ya no hay complicación.
14 horas después de iniciar el reto y aproximadamente 70km recorridos llego al límite, cansadísimo y con ganas de cerveza dorada que me bebí en el mismo chiringuito de la playa, nos hacemos las fotos de rigor y nos vamos para el Médano, nos quedan 100km por delante para llegar a casa, cenar y descansar.
No quiero olvidarme de nadie, pero desde aquí quiero agradecer también a mis padres, Rosa Aragon y Jose Maria Sacristan, por apoyarme y animarme en todo momento, a mis compañeros y entrenadores del Club D. SoloRunners Valladolid , a todos aquellos que han compartido km de entrenamiento conmigo, a mi hermano David Sacristán Aragón, fue un auténtico lujo poder compartir esos kilómetros a tu lado, a Patri Muñoz Acero por animarme y confiar tanto en mi, y quiero dar las gracias a toda esta gente, esa marea de grandes personas que han creído en mi, y en la causa benéfica del Reto Teide, ligada paralelamente al Proyecto Budapest, actualmente van más de 450€ ingresados solo en cuenta bancaria, (y que seguro seguirá creciendo) gracias a todos porque sois la leche, y gracias a un grande como es Chester Dandy Wilson por iniciar todo esto tan bonito.
Sin más, y si me lo permitís, este reto tan especial se lo quiero dedicar a mi perra Kuka, fallecida hace casi tres meses, de ti aprendí que siempre hay que luchar hasta el final, contagiándome esas ganas que tenias de vivir.

1 comentario:

  1. Enhorabuena Victor, eres un grande....emocionante aventura!!
    Nos has puesto los dientes largos con tu crónica.

    ResponderEliminar